Ni ella se llama bonita ni él se llama tío…

Los mejores trucos para acordarte de los nombres.

51401_2022_1

Nuestra memoria a veces nos la juega. Nos presentan a alguien, saludamos, sonreímos… y el nombre se nos olvida en ese mismo instante. Luego tenemos que presentarle a alguien a esa misma persona y hacemos un papelón: “Este es, eh… “.

No es que no nos importe su nombre, es que no se nos ha grabado, o no hemos prestado atención, o no lo hemos oído bien. En cualquier caso quedamos fatal.

Nuestros trucos son:

1º ) Que te lo repitan

Uno de los principales problemas, y el más sencillo de solucionar, es no entender el nombre de alguien la primera vez. Especialmente si se trata de una persona extranjera o con un nombre inusual. ¡Pide que te lo repitan! Aún más, pide que te deletreen, si es necesario, y pregunta de dónde viene. No siempre se conoce a un Sovanrithy o Suphachad. Tendrás una excusa perfecta para entablar una primera conversación y después seguro que no se te olvida.

2º ) Usa la imaginación visual

Crea una imagen en tu mente en la que aparezca la persona y su nombre. Cuanto más poderosa sea la imagen, más fácil será recordarla. Por ejemplo, cuando te presenten a Filogonio imagínatelo a caballo portando un estandarte con su nombre en letras doradas y dos leones rampantes. Yo soy más clásico, y me imagino a la gente en una ficha policial de los replicantes en la película Blade Runner, con un vídeo de su cabeza sin pelo dando vueltas y el nombre debajo.

3º) Mírales a la cara

Mientras lo haces, repite mentalmente su nombre “Protasio, Protasio, Protasio”. De este modo estás atacando al mismo tiempo a tu memoria visual, creando un registro de su cara, y a la memoria auditiva, asociando su nombre.

4º) Busca la rima

Busca palabras que rimen, cosas familiares que suenen de forma parecida o juegos de palabras. Por ejemplo  “Austrigiliano y sus hermanos”, “Sicilio del Valle” o “de Darío me fío”. Úsalos para ti mismo, algunas personas no tienen sentido del humor cuando se hacen rimas con su nombre.

5º) Escríbelo

Es la fórmula definitiva. Puedes hacerlo en un cuadernillo, discretamente, o usar tu teléfono móvil. También puedes hacerlo directamente delante de ellos, y preguntarles si tienen email, perfil de Facebook o de LinkedIn.

6º) Ríndete y pregunta

Si no recuerdas el nombre de alguien y te han pillado por sorpresa, es mejor reaccionar rápido y preguntar de la forma más casual “tu nombre era…”, o “disculpa pero se me ha borrado de la cabeza”. La víctima te lo dirá y seguramente no le dará mayor importancia.

(VÍA: http://transformer.blogs.quo.es)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: